Primera clave para elegir terreno para una casa pasiva

2-copia

Primera clave para elegir terreno para una casa pasiva

El paso previo a construir nuestra casa es escoger el terreno. Si queremos tener una casa pasiva será muy importante la elección que hagamos. Para esta fase previa es importante conocer ciertos aspectos que condicionaran la construcción de nuestra casa pasiva. Las estrategias bioclimáticas que adoptemos ayudaran a conseguir la eficiencia energética máxima para nuestra casa.

Las dos claves que habría que tener en cuenta antes de decidir nuestro terreno son:

En este post vamos a desarrollar la 1ª clave.

 

  1. CONDICIONES FÍSICAS DEL EMPLAZAMIENTO

Hemos de tener en cuenta las características de nuestra ubicación (temperaturas, dirección del viento, humedad, pendiente del terreno, etc), ya que esto determinará y condicionará las estrategias pasivas y bioclimáticas que adoptaremos para solucionar la vivienda.

. Orientación. La orientación es clave a la hora de construir la casa y sobretodo en la demanda energética de los sistemas de climatización. Si conseguimos orientar la casa pasiva de modo que en invierno nos llegue la radiación solar hacia el interior mientars que en tengamos el mínimo de radiación solar mediante sistemas de sombreo (pérgolas/ aleros/ voladizos, etc). Así conseguiremos minimizar al máximo los sistemas de calefacción y refrigeración. Si a más a más, instalamos sistemas de climatización de alta eficiencia energética conseguiremos reducir al máximo nuestra factura eléctrica / gas.

. Temperaturas. Conocer las temperaturas de la zona nos permitirá escoger las estrategias pasivas adecuadas para mantener el confort. Si resulta ser una zona fría optaremos por maximizar las estrategias de captación solar y mecanismos para mantener la temperatura interior, como podría ser tener inercia y aislamiento. En cambio si es una zona cálida maximizaremos las estrategias pasivas de ventilación y sombreo para evitar sobrecalentamiento.

 

 

. El viento. Conocer los vientos dominantes de la zona nos permitirá colocar las ventanas de manera que consigamos una óptima ventilación cruzada. Con esta estrategia nuestra casa pasiva no se sobrecalentará en verano ya que podremos ventilar de manera natural para conseguir una buena sensación de confort.

. Humedad. Conocer la humedad del lugar nos condiciona también las estrategias que acabemos adoptando. Ahora bien, en este caso con casas de madera partimos con ventaja, ya que la madera regula de manera natural la humedad.

. Pendiente del terreno. Los terrenos en pendiente condicionaran las condiciones de asoleo que tendremos en la vivienda, y por tanto la eficiencia energética del deificio. Si encontramos un terreno en una pendiente, hay que priorizar aquellos que esten en solana, ya que de este modo garantizamos un correcto asoleo y se podran potenciar las estrategias pasivas. En cambio, si nos encontramos en un terreno en la vertiente umbría, tendremos poca radiación solar directa, y por tanto habrá que potenciar la máximo las estrategias de aislamiento para evitar pérdidas energéticas. Esto influencia directamente en la necesidad de más energía para calefactar, puesto que no podremos contar con los aportes energéticos por radiación solar.

 

Además de estas consideraciones a nivel energéticas, también hay diferencias de carácter económico a tener en cuenta. Un terreno en pendiente no tiene el mismo coste de construcción respecto un terreno plano. Muchas ocasiones encontraremos aparentes gangas de terreno que presentan una pendiente pronunciada. Obtendremos un ahorro considerable pero que muy probablemente habrá que reinvertir en la construcción de la vivienda, ya que adecuar el terreno para poder construir puede incluso superar la diferencia de coste entre un terreno plano y otro en pendiente. Siempre es recomendable hacer una primera valoración con un técnico competente, que pueda estimar antes de comprar el terreno si será muy costoso poder construir sobre él, para evitar sorpresas una vez se empiece a proyectar la vivienda

Todos los factores anteriores los analizamos al realizar un ESTUDIO DEL SOLAR. Antes de construir una casa pasiva es interesante conocer datos ambientales de la zona y que nos afectarán en las estrategias. Para realizar dicho estudio procedemos a hacer una hipótesis previa del volumen que ocuparía la casa pasiva ubicado en la parcela. De esta manera, introduciendo los datos de clima y del entorno (edificios cercanos, árboles que nos darán sombra, etc) podremos tener una aproximación inicial que nos ayudará a escoger la parcela que mejor se adapte a nuestros condicionantes y al clima.

La segunda clave: Los condicionantes normativos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
No Comments

Post A Comment