La 2a clave para elegir terreno para una casa pasiva

terreno

La 2a clave para elegir terreno para una casa pasiva

Existen 2 elementos claves a considerar antes de elegir un terreno si queremos construir una casa pasiva. El primero es las condiciones físicas del emplazamiento que ya tratamos en un post anterior. Ahora vamos a hablar de la 2a clave: los condicionantes normativos.

 

Ante todo es importante saber si el solar se encuentra en SUELO URBANO, SUELO URBANIZABLE o SUELO NO URBANIZABLE. En el siguiente link encontraréis la explicación de estos conceptos y sus diferencias:

http://www.factica.es/noticias/noticia/los-tipos-de-suelo-diferencias-entre

Por lo general el suelo urbanizable y el suelo no urbanizable es aquel que por las condiciones que presenta se ha protegido o bien está pendiente de transformación y hasta que no se desarrolle un plan parcial no se definirá las condiciones para poder edificar. En estos casos resulta complejo conseguir autorización para que concedan permiso de construcción y en muchas ocasiones permiten edificar construcciones con “carácter temporal o móvil”.

 

Si se da el caso, entonces habrá que preveer los servicios que disponemos, ya que en todos estos casos no acostumbra a haber conexión a red de abastecimiento de agua / electricidad / saneamiento. En todos los casos habría posibilidad de ser autónomos energéticamente gracias a las fuentes de energía renovables, el saneamiento hay sistemas que permiten bien acumular para retirar con cisterna (fosas sépticas) o bien sistemas que tratan las aguas y permiten reutilizarla para riego y generan compost.

SUELO URBANO. Si este es el caso del terreno que queremos comprar para construir nuestra casa bioclimática, tenemos la certeza que es edificable. En estos casos hay que mirar los servicios que llegan a parcela, ya que en ocasiones puede ocurrir que no tengamos acceso a gas, y según el modelo energético que queramos implantar nos condicionará. Aun y así, hay ocasiones en que suelos urbanos no son aptos para construir. Después de comprobar los servicios, hay que mirar las correspondientes normas urbanísticas, que no marcaran las condiciones a seguir para poder construir. Por ejemplo, nos dirán el número de plantas edificables, cuanto podemos ocupar en planta baja, las separaciones a vecinos, la fachada mínima, etc. Pues bien, hay casos en los que una condición como la superficie mínima exigida no se cumpla y entonces no nos concederán licencia para construir. Son casos muy puntuales pero existen, y a veces hay que ir con cuidado ya que probaran de vendertelo, incluso en ocasiones se han realizado proyectos que por falta de rigor de los técnicos redactores no han comprobado dichas condiciones y a la hora de solicitar licencia se ha denegado.

Así pues, siempre recomendamos realizar dichas comprobaciones con un técnico (arquitecto / aparejador) y acabar de cerciorarnos en caso de duda pidiendo un certificado de aprovechamiento urbanístico, en el cual el ayuntamiento redacta un documento vinculante en el cual describe las condiciones para poder construir en una parcela.

 

En NOEM, estaremos encantados de asesorarle en estos aspectos sin ningún compromiso, de manera que si ya tenéis una selección de terrenos y no os acabáis de decantar por uno o bien hay aspectos que desconoceis, os haremos un análisis de las condiciones de los diferentes solares para intentar ver cual es el que mejor se adecua a las necesidades de cada cliente.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
No Comments

Post A Comment